Mi Experiencia "POSIBLE"

¡Hola Mundo!

En el post de mi resumen del año 2019 les conté que tuve la experiencia de poder estar dentro del programa "POSIBLE 2019" y me gustaría platicarles un poco de lo que viví en esa oportunidad que tuvimos mis amigas y yo para presentar nuestro proyecto.




Recuerdo que la inscripción la realicé mas o menos en el mes de febrero llenando el formato requerido por el sitio web con el modelo de negocio del proyecto y toda la información requerida, es relativamente sencillo sobre todo si tienes ya tu plan de negocios  o si haz trabajado tu idea con anticipación, porque sí es importante tener la información muy clara y a la mano . La espera fue un poco larga, ya que al momento de la inscripción no les comenté nada a mis amigas porque quería que fuera sorpresa si pasábamos a la segunda etapa.

Después de 3 meses recibí la confirmación en mi cuenta de correo de que el proyecto había sido seleccionado para pasar a la segunda etapa del proceso que era la de presentarlo en los Paneles Estatales, el cual nos correspondía en la ciudad de Durango, Dgo. (que se encuentra a 3hrs. de distancia), en ese momento me encontraba fuera de la ciudad por cuestiones familiares y solo tenía hasta el siguiente día para elegir horario para presentar el pitch del proyecto de lo contrario quedaríamos fuera, así que tuve que hacer todo durante mi viaje por carretera.

La odisea comenzó en ese momento ya que teníamos que preparar un vídeo como de 3min. máximo donde nos presentáramos las integrantes del equipo y que platicáramos de forma breve sobre antecedentes de nuestro proyecto. Una vez que nos pusimos de acuerdo llegó el momento de grabar el vídeo y subirlo a la plataforma de Youtube para que los encargados de las presentaciones tuvieran acceso a él y así lo hicimos (por ahí lo podrán encontrar aún, lo dejamos de recuerdo).


Ahora había que armar el pitch, nunca había tenido que presentarlo de una manera seria y formal, aunque cuando conoces lo que haces no es tan complicado, al principio pensé que me sería más difícil, porque aún cuando no tengo pánico escénico sí suelo ser muy nerviosa, pero gracias a la Mtra. Rosaura Pineda quien siempre me salva de mis locuras me proporcionó información para poder prepararme. El llegar a una sala donde había alrededor de 6 a 8 personas, una cámara, medios y mis acompañantes presentes  implicaba una dosis de nervio extra, aún así me sentí segura de nuestro trabajo y del proyecto; en verdad creo que jamás había hablado con tanta seguridad (al menos no en algo como esto). Recuerdo a un maestro de la universidad que nos decía "si van a decir mentiras, estén seguros de lo que van a decir, que se les note la seguridad", esas palabras suyas me han servido desde entonces.

Tengo fama de llegar tarde a varios lugares y en esta ocasión no fue la excepción, pensé que no llegaríamos, bueno, que llegaríamos pero tarde y quizá ya no me recibirían o me dejarían presentar mi proyecto; afortunadamente iban retrasados en las presentaciones y en cuanto llegamos al lugar de la cita nos recibieron y dijeron que aún había más personas esperando, así que dentro de todo llegamos en tiempo.

Comenzaron las preguntas después de la exposición y creo que la mayoría las contesté con mucha seguridad, solo dos fueron complicadas pero porque la realidad es que no las trabajamos con anticipación, una era en cuestiones legales y la otra de segmentación de mercado, así que tuve que improvisar, sin embargo; los comentarios fueron alentadores en su mayoría, hubo lluvia de ideas por parte del panel de expertos encargados de calificar la viabilidad de los proyectos y eso me gustó, porque sirvió muchísimo de retro alimentación para seguir mejorando. Llevamos físicamente unas muestras del producto y todos comentaron que les parecía una buena idea sobre todo por el apoyo al medio ambiente con el reciclaje. Debo confesar que no todos los jueces se portaron de lo mejor, hubo quienes hablaron de forma cruda y dependiendo tu susceptibilidad lo dejas pasar como comentario constructivo o dejas que te afecte de alguna manera, yo hice lo primero, ya que los comentarios y opiniones son personales y no por ello quiere decir que las demás personas pensarán igual.
No les cuento mucho sobre el proyecto y espero no verme egoísta, pero como tal es una idea de negocio aún en piloto que estamos trabajando y no queremos que alguien se vaya a aprovechar de ello y ¡Sí!, sé que es bueno compartir, pero también hay que saber cuidar nuestro trabajo y esfuerzo, al menos por ahora me lo reservo, ya les contaré en otra ocasión.

Después de esta segunda etapa seguía la última que consistía en un campamento en CDMX, donde se concentrarían todos los proyectos para trabajar y reforzarlos con apoyo de expertos e instituciones adjuntas con el fin de conseguir financiamiento para ponerlos en marcha formalmente. Se trataba de una semana completa de trabajo y asesorías especializadas, de entre todos los proyectos inscritos de cada estado de la República Mexicana solo 100 de ellos serían los afortunados de vivir esta experiencia, lamentablemente nosotros no pasamos a esta última etapa por lo que no puedo contarles con detalles de qué se trata y como se vive, pero estoy segura que es igual de increíble que las primeras dos.




En general para nosotras fue una experiencia diferente y de aprendizaje, hicimos cosas nuevas, trabajamos en equipo y nos apoyamos. Podría decirles que no intenten algo así porque he leído muchos comentarios que a final de cuentas no les dan los financiamientos y otras cosas negativas, pero no lo voy a hacer, ¿saben por qué?, porque sí es algo que vale la pena, porque te ayuda como persona, como emprendedor, como creativo, te da seguridad, sí te aportan ideas interesantes y valiosas, sales de tu zona de confort si es que requieres viajar a los paneles fuera de tu lugar de residencia y no les voy a decir que no implica un esfuerzo extra en cuestión económica porque sí lo requiere, hay que pagar transporte y en ocasiones hotel, pero vale la pena vivirla y no quedarse con el gusanito del ¿si lo hubiera intentado qué habría pasado?, yo lo pensé al principio cuando recibí ese correo para la segunda etapa, pero hubo amigos que me alentaron a tomar la decisión y decir ¡sí voy!, también las personas a nuestro alrededor son fundamentales en algo como esto.

¡Inténtalo!, no te vas a arrepentir, tu idea puede ser buena, pero nunca lo sabrás si no se lo preguntas a alguien más.



Me encantaría saber si ¿tú haz vivido una experiencia en Posible o algo similar? ¡cuéntame!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios y por estar aquí.