Carta a mi Amiga

Hola mundo!!

Hace tiempo que no escribo, dejé de hacerlo por un momento, ya luego les contaré el motivo. Hoy quise realizar esta publicación, con un texto que no es de mi autoría, sin embargo desde que lo leí me encantó y tenía todo lo que necesitaba decir así que únicamente realicé una adaptación.
(Texto original: Historias para mujeres).




Hace muchos años comprendí que sin importar lo que pase y lo que haga o deje de hacer; siempre necesitaré a mi compañera de aventuras a mi hermana mayor por elección.

Al final de cuentas la vida pasa, las circunstancias cambian y sin importar el tiempo, siempre te buscaré. A veces lo hago porque me gana la melancolía y un recuerdo se cruza por mi mente. Entonces añoro tener un momento, tan solo un segundo para conversar.

Otras veces mi conciencia tiene tu voz y te imagino hablando conmigo, haciéndome reír con tus ocurrencias, regañándome como mi mamá o simplemente robando las frases que digo y escribo. Incluso a veces, cuando me siento a comer, pienso en ti y me pregunto si te gustará lo que estoy comiendo en ese momento.

Hemos compartido cientos de historias en tan poco tiempo. Hablamos de los cambios de trabajo, la escuela de los niños, sobre los niños, los dramas familiares, sueños, aspiraciones, etc.
Pero aún me quedan mil historias más por vivir y quiero poder compartirlas.

¿Cómo se supone que sobreviva sin hablar contigo? O lo que es aún peor, ¿Cuántas cosas absurdas voy a hacer si no me lo impides y qué haré si no estás para ayudarme a solucionarlo?

Amiga, yo te necesitaré. Te estoy hablando a ti. A mi amiga, a mi hermana, a mi madre, a mi compañera de locuras, a mi amiga de vida…Tú, que eres una mujer que en algún momento me acompañó en mis días e historias tristes, que se preocupó por mí hasta en sus peores momentos, que me enseñó lo que es la fortaleza y a quien admiro en sobre manera por ello y que sé que eres una verdadera amiga.

Hoy quiero que sepas que sin importar la edad, la distancia o las circunstancias, siempre te necesitaré. Te necesitaré para que me acompañes y seas cómplice de mis experiencias. Para esos días en los que culpo a la luna de mi mal carácter y solo necesito de tu compañía. Te necesitaré sin lugar a dudas para que me llames la atención y me recuerdes la persona que soy. Porque para eso también te necesitaré. Necesitaré también a las galletitas que se metieron en mi corazón y se hicieron parte de mis días y de mi vida entera.

Te necesitaré para que me digas toda la verdad sin tabúes ni recelos. Quién más se atrevería a decírmelo sino tú. Solo tú puedes estar presente de la forma que yo necesito, esa es la única amistad que espero de ti. Ya lo sabes, la más sincera, sin estar obligada y sin tener que guardarte nada. Solo ser como eres, así ya eres importante para mí. Incluso si te hice daño de alguna manera consciente o inconsciente, te pido perdón desde lo más profundo de mi corazón.

Te necesitaré cuando todo se acabe. Ya sabes lo que dicen por ahí…Todo trabajo llega a su fin, las obligaciones y responsabilidades cambiarán y las personas se irán de nuestras vidas. Todas las horas que pase en la oficina y los miles de días que dedique a eso acabarán y nada de lo que haya hecho ahí será importante. Entonces te necesitaré.

Cuando llegue el final de una historia la que sea y lo que sea y cuando las personas que amo dejen este mundo…No quiero ni imaginármelo, pero estoy segura que ahí te necesitaré. Y es que sé, que al final de cada ciclo de mi vida me van a hacer falta tus palabras, tu apoyo, tu compañía.

Necesitaré de tus historias para entretener mis días. Pero todo eso tú y yo ya lo sabemos. Sé que si te busco estarás ahí y tú sabes que si lo haces también yo estaré aquí, aunque no hemos hablado en mucho tiempo yo estoy para ti.

Pero la verdad es que necesitamos más que eso…Te necesito en mi vida presente. Una llamada casual cada cierto tiempo. Un mensaje tal vez contándome de algo que hayas vivido. Una respuesta cuando te cuente lo que ocurre en mi vida. Quizá un sencillo mensaje recordándonos que nos pensamos.


Aunque no lo creas, ponernos al día es más fácil de lo que imaginas! Solo necesitamos contarnos algo de nuestra vida presente, el resto fluirá. No quiero creer en aquello que escucho de muchas otras. Eso de que con la edad las amigas son cada vez menos. No quiero olvidarme de tu nombre ni desconocer que ocurrió con tu vida, como ya nos pasó una vez. Todo lo contrario, te quiero en mi vida presente.

Cambiemos el futuro de nuestra amistad. Te escribiré por lo menos una vez al mes. Está bien, quizá sea un poco más…Te haré parte de mi vida, te contaré lo que vivo e incluso si no respondes lo volveré a intentar, jamás dejaré de intentar, no te abandonaré nunca!!!.

Siempre hay algo que nos impiden hacer ciertas cosas; está el trabajo, la familia, las obligaciones, la rutina…Todo y nada al mismo tiempo.

Sé que nuestra amistad tendrá otro receso como la primera vez, y estoy lista para saber afrontarlo nuevamente y aceptarlo, estaré esperando para el día en que nos volvamos a encontrar.




Aquí voy a estar siempre...💗💜 Los mejores amigos tal vez se pierdan en el camino, pero los hermanos jamás se van de nuestra vida y de nuestros corazones, los llevamos siempre con nosotros y yo te llevo justo ahí. El día que me vuelvas a necesitar estaré ahí para ti. Estaré esperando a mi hermana mayor.





La lectura y escritura en nuestras vidas

¡Hola Mundo!

Hace unos días me quedé pensando en ¿qué tan importante es fomentar la lectura tanto en niños como en adultos?. Lo primero en que pensé es si hoy en día en las escuelas lo fomentan en los niños, de repente se concentran más en los idiomas y leen textos en otros idiomas y los comprenden, pero en esta parte no es estar tanto fomentando la lectura sino el aprendizaje del otro idioma, aún así no le resto importancia.

Es así, como me di a la tarea de preguntar a mis amigas que son mamás, ¿si a sus pequeños les fomentan la lectura en las escuelas?, en general me respondieron que "sí", lo que no supe es si lo hacen como antes; sí les estoy hablando de muchos años atrás en los que fui niña y recuerdo que había concursos en mi escuela de "lectura de comprensión", ahí si que te ponían a leer en serio y a entender el texto, los concursos de lectura de rapidez, de composición, era todo un reto y a parte muy importante para quienes participábamos en esos eventos, recuerdo que la mayoría de mis compañeros lo hacían.







La lectura y escritura es sin duda una de las habilidades del ser humano más importantes, ya que te permiten plasmar y diseminar el conocimiento, son capacidades que todas las personas pueden adquirir, no necesariamente es algo con lo que se nace. 


Los especialistas sugieren que es importante fomentarlo en los niños de manera tal que signifique un gusto para que ellos se vayan maravillando con el universo de conocimientos y experiencias que entrega un texto o un relato, cualquiera sea su tipo.
Poco a poco, la habilidad permite aprender cosas sobre el mundo que les rodea. La lectura, en particular, se convierte en un medio de incalculable valor para aumentar el deseo de saber.


En lo personal siempre me ha parecido importante el fomentarlo en los niños desde pequeños. En mi caso recuerdo que mi madre me compraba cuentos, esos que eran como historietas o cómics, obviamente elegía lecturas blancas y sanas, ella fue maestra de primaria durante 30 años, así que en mi casa jamás hubo video juegos, ni televisión por cable (de paga), absolutamente nada de eso y tanto mi hermano como yo estamos vivos y sanos, jamás lo necesitamos, pero claro, fueron otros tiempos muy distintos a lo que vivimos hoy en día; mi punto aquí es que crecí rodeada de libros y cuentos, el de "Alicia en el País de las Maravillas" era mi favorito y lo sigue siendo, las historietas que mi madre compraba para mí recuerdo que eran las de Memín Pinguin, Torombolo y sus Amigos, Ricky Ricon y Gasper y Aventuras de Capulinita (estos dos últimos eran mis favoritos), gracias a ellos aprendí a leer a los 5 años poco antes de entrar a la primaria, como anécdota recuerdo que era tal mi gusto por la lectura que estando en 2do. grado me llevaron a leer al grupo de 4to. grado como ejemplo porque ellos aún no leían bien, eso me puso feliz y me alimentó aún más la curiosidad. En la primaria fue donde nos inculcaron mucho el leer, debido a las actividades y concursos que mencionaba al inicio, ¡¡eramos felices con libros de lectura!!.


Llegué al punto del camino donde tuve que cambiar los cuentos e historietas por otro tipo de lectura, en la pequeña biblioteca que teníamos en casa se encontraba una enciclopedia que se llama "Los mil y un porqué", fue lo primero que comencé a leer que ya no era infantil y es lo más fascinante que pude haber encontrado, el título del libro lo dice todo, en ellos encontré cosas que jamás imaginé y además me dieron un tema de conversación general para todo tipo de personas; yo era la típica que llegaba diciendo "¿Sabías que....?, era mi forma de romper el hielo cuando decidí derribar mi pared de timidez y de persona introvertida. He ahí otro punto a favor de la lectura, no solo te aporta conocimiento sino también un tema de conversación para socializar con las personas. Es también muy importante dentro de la comunicación, porque a parte de mantener tu mente activa te ayuda a compartir con los demás.


Hoy tenemos opciones para leer, se puede hacer físicamente en los libros, revistas, periódicos y los medios impresos que existen, pero tenemos también la opción de hacerlo de forma virtual o en audio y eso es una gran ventaja. A mí en lo personal aún me encanta el olor a libro nuevo, amo esa sensación de tenerlo en mis manos y disfrutarlo. Por lo tanto; creo que ya no hay pretexto para no fomentar la lectura en nosotros mismos, en los pequeños y en las personas que nos rodean, es lo más fascinante del mundo, nos mantiene al día, despiertos, nos vuelve creativos y nos hace viajar a lugares que nunca nos hubiéramos imaginado y nos facilita la escritura, el poder crear historias con nuestras propias manos, justo como lo estoy haciendo hoy.

Y tú ¿fomentas y compartes la lectura?


Gracias por leerme. Nos vemos en la próxima.










Hermanas de Vida

¡¡Hola Mundo!!

Me tardé un poquito en escribir porque no me gusta hacerlo solo por ser regular, creo más en la inspiración que en ser constante, aunque no niego que este también es un factor importante dentro de cualquier blog.

Este escrito va dirigido para todas aquellas personas que han tenido la fortuna de tener amigos(as) con quienes han creado un lazo más allá de la amistad y que no necesariamente tiene que existir un lazo de sangre para que lleguemos a considerarlos como nuestros hermanos, con quienes has traspasado esa línea familiar sin darte cuenta, que terminas queriéndolos y cuidándolos como si fueran parte de ti de toda la vida, esos hermanos con los cuales creas una conexión profunda y especial, no creciste con ellos pero sientes que los conoces de toda la vida, existe respeto y confianza mutua, y sabes que nunca te fallarán ni tu a ellos.




Creo muchísimo en las conexiones y debido a mi historia en particular me dio curiosidad lo increíble  que resulta el crear grandes lazos afectivos con personas que acabas de conocer. De repente tienes años de conocer a un amigo y llega uno que en menos de un mes ya se convirtió en tu hermano(a); y esto no quiere decir que le quieras más a uno que al otro, ¡no!, a ambos se les quiere con la misma intensidad, pero de distinta manera, ya que la relación puede ser mucho más cercana con uno que con el otro, simplemente la forma de ser de cada uno define que tan estrecha se vuelva su relación.
Me asombra muchísimo este hecho, y me llena de alegría el poder ser testigo de esto a lo que he llamado "magia".

No importa si tienes hermanos de sangre o no ellos sabes que siempre estarán contigo, pero los hermanos del corazón se eligen y se convierten en parte de tu vida de igual forma que lo son los de sangre, eso no cambia absolutamente nada, solo que tu familia crece, se vuelven parte de ti al grado que no importa si se encuentran cerca o lejos, sabes que siempre estarán para ti.


Además de esos buenos amigos en la jerarquía vienen los que se convierten en tus hermanos. En particular voy a hablar de mi hermana mayor, a la que adopté como tal hace muy poco tiempo pero que nuestra amistad comenzó 17 años atrás (algo de nuestra historia se las conté en un post anterior "Reencontrarse con amigos entrañables").

Me conoció siendo aún adolescente, donde no sabía cual era mi rumbo o qué camino tomaría en la vida, pero quien en un corto tiempo se convirtió en una amiga muy especial, alguien con quien me sentía segura, que podía ser yo misma, hablar de todo sin importar nada, me dio su confianza desde el primer segundo en que cruzó palabra conmigo y que se hizo parte importante en mi vida, se metió en mi corazón y ahí se quedó para siempre.

Nos perdimos un poco en la línea del tiempo, por circunstancias de la vida, pero el reencontrarnos fue lo mejor que nos pudo haber pasado, ambas nos recordábamos con mucho cariño, yo la extrañaba muchísimo y nuestra amistad no cambió absolutamente en nada, sino todo lo contrario, el tiempo y la distancia la fortalecieron aún más.

Debo confesar que durante el tiempo que no estuvimos en comunicación (como 12 años) muchas amistades nuevas llegaron a mi vida, y todas entraron en mi corazón de manera especial, pero con ella fue distinto, descubrimos muchas...¡infinitas! cosas en común y una conexión que no hemos logrado encontrarle explicación, es como la que existe entre las almas gemelas, algo que no se puede contar con palabras, pero sí con hechos y ¡hechos increíbles! que solo nosotras entendemos.


No nos tardamos en aceptar que no había otra manera más que llamarlo "hermandad" porque es una relación de afecto y solidaridad entre nosotras ¡impresionante!, a mí me inspira muchísimo el sentido de protección hacia ella y admiración por tantas cosas que le he hecho saber, me siento acompañada todo el tiempo y sé que hay alguien que se preocupa por mí y que de cierta manera me cuida aún no estando cerca.

A pesar de que tengo solo un hermano mayor, no tuve la dicha de contar con una hermana de sangre (historia de vida que compartimos, ya que ambas tenemos solo un hermano), una hermanita que durante muchos años de mi infancia pedí, pero que sabía que ya no era posible, y aún así seguía pidiéndola en mis velitas de cumpleaños.


Dicen que por algo pasan las cosas y que todo llega a su tiempo; y estoy segura que es verdad, porque tuve que esperar muchos años para encontrar a esa hermana que la vida olvidó darme, pero que el destino la envió primero como mi amiga y que fue el mismo destino quien se encargó de volvernos a reunir y de dejarnos descubrir que eramos esa "hermana" que ambas habíamos estado esperando.




Hoy, hemos logrado compartir igual que al principio de nuestra historia en muy poco tiempo miles de cosas, y sabemos que nos falta aún muchísimo por contar, muchas historias que crear juntas, compartimos y pasamos muchos momentos felices, otros no tanto, infinidad de episodios de nuestra vida, nuestra niñez y lo que somos ahora como adultos, sus hijos ya se han vuelto parte de mi vida y de mi corazón también. 💑

Sin pensarlo, nos volvimos inseparables aún estando separadas, porque tenemos cierta distancia de por medio, ocupaciones,  responsabilidades, imprevistos y situaciones que nos impiden el pasar tiempo juntas; aún así, esto no ha sido una barrera para que sepamos que estamos cerca una de la otra como están los hermanos, que aún en los peores momentos y a donde quiera que vayamos iremos en el corazón de la otra, basta solo un movimiento para acudir si nos necesitamos.


Creo sinceramente que fue el tiempo perfecto para volver a coincidir, teníamos que estar juntas hoy, continuar escribiendo la historia a partir de hoy.

Es mi compañía en días de soledad y de felicidad, mi gran ejemplo de vida, la que siempre me saca una sonrisa, a quien le agradezco que me admire tanto como yo a ella, que siempre me dice te quiero y la mejor hermana mayor que pude haber imaginado...ella la que yo elegí ¡Mi hermana de vida! 💗💜


"Una hermana es la que te da su paraguas en la tormenta y luego te acompaña a ver el arcoiris".



Me gustaría que me contaran si ¿Ustedes han tenido la dicha de encontrar en su camino hermanas de vida como la mía?


Gracias por leerme, nos vemos en la próxima.