Trabajar y Emprender ¡Sí se puede!

¡Hola Mundo!

Este es un tema del cual he visto y leído muchísimo además lo estoy experimentando en carne propia actualmente así que me pareció interesante contarles mi experiencia y el por qué considero que esto se puede lograr sin problemas mayores.

Me ha tocado ver amigos o personas cercanas que prefieren dedicarse únicamente a su emprendimiento y eso es muy bueno y válido hasta cierto punto; cuando puedes lograrlo y tienes lo medios necesarios  creo que se debe aprovechar porque se convertirá en tu modo de vida y del cual dependerás totalmente a partir de esta decisión.






Tengo un trabajo estable y quiero emprender

Cuando te encuentras en un trabajo estable dentro de lo que podemos llamar tu zona de confort pero tienes la inquietud de desarrollar un ingreso extra con un proyecto alterno, una idea o algún talento o pasión es igual de satisfactorio que como lo que planteé al inicio.


Es seguro que al principio surgen muchas dudas al enfrentarte a tomar la decisión de continuar como hasta ahora en tu vida laboral o dejarlo para seguir por tu cuenta, nadie lo entendemos hasta que lo experimentamos en carne propia, todo lo que no sabes por cuál camino te llevará genera incertidumbre, así que cualquier decisión que tomes tendrás que enfrentarla con paciencia, perseverancia y mucha pasión, pero jamás te arrepientas.


Cuando comencé con mi proyecto para eventos sociales me encontraba trabajando y recuerdo que fue algo sencillo por el hecho de que los eventos normalmente se llevan a cabo el fin de semana así que no interfería en mis funciones normales de diario.

El punto más importante en todo esto es saberse organizar y separar ambas actividades ya que probablemente no tengan relación alguna y puedes llegar  a confundirte y abrumarte desatendiendo una por involucrarte demasiado en la otra. Aún así no te desanimes, intentarlo es mejor que quedarse con la duda.


Ya me decidí a emprender y seguir en mi trabajo, ¿ahora qué hago?



¡Tranquilo, no te asustes! Organiza tus tiempos y actividades, por obvias razones tu trabajo tendrá prioridad ya que estás prestando tu servicio a alguien más y tienes un contrato donde hay un compromiso establecido, si ya controlas tus responsabilidades ahí será mucho más sencillo el que te puedas organizar con tu emprendimiento.


Si harás todo tú solo puede parecerte complicado al principio pero poco a poco se va volviendo parte de tu vida cotidiana. Algo que tienes que saber y tener en claro es que probablemente te vas a perder de algunas actividades personales o eventos sociales y familiares o llegarás tarde por invertir un poco de tiempo extra para tu emprendimiento, no es por asustar pero así será y algunas ocasiones te comprenderán y otras no, pero todo eso valdrá la pena cuando vayas viendo los resultados de ese trabajo extra.


Como experiencia personal, he logrado organizar mi tiempo del trabajo con el negocio, han habido noches de desvelo y ocasiones en que he tenido que ir a trabajar saliendo de la empresa, es cansado pero también es gratificante porque me ayuda a desestresarme si he tenido un día pesado en el trabajo o con mis compañeros, además porque estoy haciendo algo que me gusta y recibiendo un pago a cambio, eso lo pone aún mejor.



Recuerda no distraerte tanto de una actividad por meterte en otra, cuando esto suceda es mejor que tomes la decisión de seguir un solo camino, pues ya no podrás estar al servicio de dos amos al mismo tiempo.


La incertidumbre y el miedo será imposible que no los experimentes durante este proceso, pues no sabes hacia dónde vas exactamente, durante casi 10 años que llevo en esto han habido días mejores que otros, algunos donde me he detenido a replantear si realmente quiero seguir y siempre termino tomando la decisión de continuar, porque es algo que me llena de satisfacciones y ¡Sí, de mucho cansancio también! pero no deja de ser algo que amo hacer y definitivamente estoy segura que lo haré por el resto de mi vida.


Si ya diste el primer paso aprovecha que haz salido de tu zona de confort y disfruta todas las experiencias nuevas que vendrán junto con todo este cambio si decides hacerlo solo o con socios solo elije a los indicados y aprende mucho, comparte y sé feliz con las cosas que todo ello traerá, prepárate lo más que puedas y ¡Jamás te detengas!


¿Estás listo para emprender?


Gracias por leerme.
Hasta la próxima.




2 comentarios:

Gracias por tus comentarios y por estar aquí.